¿Es Capital Fest 2022 el peor festival que hemos tenido nunca en España?

capital fest talavera

La respuesta probablemente es sí. Y es que aunque muchos recordamos el fango en alguna zona de acampada, problemas técnicos de horas o colas interminables en muchos baños, en Capital Fest 2022 no se hizo bien nada.

[IMAGEN @AngelaMtnzC en Twitter]

Como cabía esperar, la organización culpa de todo lo ocurrido al calor. Finalmente, dos días después del evento musical celebrado en Talavera de la Reina (Toledo), a través de redes sociales la promotora explica en un comunicado oficial que todos los problemas se debieron a que «la previsión [meteorológica] cambió en los últimos días». Si bien más de una semana antes del festival cualquier App ya auguraba los más de 40ºC que se alcanzaron en la ciudad durante prácticamente las 8 primeras horas de festival, la organización apenas había preparado cuatro decenas de sombrillas de bar con unas cuantas sillas, así como unos metros en línea recta de nebulizadores que no funcionaron demasiado tiempo, pese a anunciar la tarde anterior que habría «zonas de sombra y nebulizadores por todo el recinto».

El tiempo se iba a llevar mal, eso seguro. Y tampoco se puede culpar a la organización del fallo en el suministro de agua (aunque sí debía haber habido un plan B en todo momento). Pero las colas kilométricas desde la apertura no pueden tener que ver con alguna baja puntual del personal de debido al calor.

El festival ha salido muy rentable a los organizadores (al menos de momento), porque los servicios estaban muy por debajo de las necesidades de 13.000 asistentes. El cartel había sido muy alabado, pero los conciertos de Izal y Lori Meyers en hora punta no hicieron olvidar al público las peores horas. Y es que, aunque las colas de más de 45 minutos para pedir una cerveza en un vaso de 250ml, pese a que el festival ofrecía el producto como de medio litro, no desaparecieron hasta las 5 de la madrugada, el ambiente fue festivo durante todo el día.

Si la organización esperaba que a la gente se le hubiera pasado el enfado al día siguiente, se equivocaba. El domingo todavía fueron más las quejas. Posiblemente la gente no quería dejar pasar una de las primeras oportunidades postpandemia para pasarlo bien, pero no olvidó. A la mañana siguiente comenzaron a sucederse centenares de comentarios en redes sociales. La ficha de Google del Capital Fest pasó de tener un 4,7 de nota media (con apenas una decena de puntuaciones), al 1,1 que tiene ahora. Un goteo de comentarios se iba sucediendo conforme la gente iba amaneciendo. Desde entonces se han dejado más de 250 valoraciones, todas ellas con la puntuación más baja.

@la_cola_del_capital_fest, una cuenta de Instagram creada por uno de los asistentes que iba comentando durante toda la noche lo que estaba sucediendo en clave de humor, se convirtió en el artista invitado. Suma casi medio millar de seguidores, y entre los grupos de amigos de los asistentes al festival fue un referente constante.

Admite la organización también que su sistema de cobro de tokens vía digital (a través de la pulsera) ralentizó el servicio de los camareros. Y es que aunque faltara personal, como asegura la organización, no había suficientes máquinas de cobro como para hacer frente a la demanda.

Los artistas levantaron los ánimos de los asistentes durante todo el día. Sin embargo, problemas técnicos también retrasaron las conciertos hasta 2 horas, lo que provocó que el festival tuviera que cerrar con dos artistas actuando en 60 minutos acelerando el show al máximo. ¿A quién se le ocurre montar un festival de tal envergadura con un único escenario? De esto tampoco tiene la culpa el sol.

Por si fuera poco, los mini vasos (a los que por desgracia nos acostumbran ya muchos festivales) además no podrían retornarse para recuperar los 3 euros que costaba cada uno. Eso sí, en las tres veces que daba tiempo en todo el festival a hacer la cola para pedir una bebida, el vaso te lo cambiaban por uno limpio gratis.

Los usuarios no dejan de destacar la labor de los bomberos y equipos de emergencia durante todo el evento. El Ayuntamiento de Talavera asegura que ha pedido explicaciones a los organizadores, aunque estos han respondido con el escueto comunicado en el que por desgracia prometen volver para intentar hacer «el mejor festival posible» en la próxima edición.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*